26 nov. 2010

Proyectos en los que participo

Associació Multicultural Ananké
http://anankebarcelona.blogspot.com

Mis relatos / serie 6

Escritura...catarsis...juego e imaginación.Todos estos ingredientes me llevaron a escribirlos


63. Sufrir me tocó a mi en esta vida
Sonaba la vitrola del bar- sufrir me tocó a mi en esta vida, llorar es mi destino hasta el morir, no importa que la gente me critique, si asi lo quiere dios,si asi lo quiere dios, yo tengo que cumplir.
Usted sabe mijo, que en este país no se puede hablar de nada porque lo matan a uno por sapo, no ve a Pedro Luis? Qué le pasó? Antenoche lo encontraron tirado en la cañada, Cóomo? No...no..no...no...no. Tal vez fuese mi error quererla tanto y hoy tengo que sufrir, y hoy tengo que sufrir
por culpa de mi error. Es que dicen que dizque aquí hay muchos raspachines que trabajan con los Melendez. Es que ese negocio es muy bravo, mano! Eso no hay quien aguante, a uno se las cobran todas cuando le decomisan la mercancía, y sino ellos mismos lo mandan a quebrar por no dar la cara.

62. La mula
No tenga miedo mija,-decía la madre- váyase que esa oportunidad no se le vuelve a presentar nunca! Ay mamá, vos sabes que es muy arriesgado!- !La peor diligencia es la que no se hace, mija! Usté que más va a esperar aquí...los pobres no tenemos ni pulgas! Yo no le voy a durar mucho, yo estoy muy vieja. Tranquila, hágale caso a ese hombre y llevele la mercancía, ésta puede ser la oportunidad de su vida, además no le van a pagar pues? pa que se compre un ranchito pa usté y pa'l niño. Ay mamá, y el niño?
Sole y yo se lo cuidamos, Váyase tranquila, con tal que le mande dinero pa los cigarritos. La Caridá me leyó el cigarrillo y me dijo que Usté iba coronar ese viaje y que hasta se iba a echar un novio que la contemple. Váyase, que yo la encomiendo a Mi Dios y a la virgen Santísima!

61. La edad de oro
La anciana viuda, se informó que en el barrio vecino habia un aula para aprender informática, el primer dia de las inscripciones llegó la primera...queria aprender con un propósito único y secreto. Asistió a todas las clases del curso, escuchó atentamente todas las instrucciones, practicó en la biblioteca del barrio, llevó sus apuntes con pulcritud hasta que llegó la hora esperada. Rellenó el formulario excel enviado a su correo electrónico por la presentadora. Intentó adjuntar la fotografía donde posaba espléndida y pidió ayuda a la profesora porque eso de adjuntar no era lo suyo. Una vez enviado el correo, con su cara radiante explicó su propósito: - Yo soy viuda hace cuarenta años y quiero participar en el concurso de la tele: “la edad de Oro” a ver si encuentro un... “amigo”-

60. Izquierdas o derechas?
Dizque estamos en crisis! todo el día machacan con lo mismo en la tele- argumentaba la anciana- Que si las ayudas a los bancos, y a nosotros quien nos ayuda? Crisis del sistema financiero? Yo eso no me lo creo, ese es otro embeleco que se han inventado, como la venida del Papa. Fíjese Usted! toda esta calle esta llena de publicidad de los políticos, que pa ellos no hay crisis! Mire bien: los de izquierdas los han puesto a la derecha! Cómo va una a fiarse de esos payasos?

24 nov. 2010

Mis relatos / serie 5

El juego de la escritura me va saliendo asi, mientras me dedico a pasear en el autobús o tomo un café...ideas que me rondan, exorcismos...

59. Los mariachis
Yo estaba de turno en la morgue aquella noche cuando ellos vinieron a pedirme ese favor tan especial- explicaba el encargado- Yo no pensé que fuera tan difícil. El trato era que yo sacaba el sicario de la morgue y lo sentaba un ratico en una silla mientras ellos le tomaban la foto y brindaban. Pero la cosa se fue complicando a medida que pasaba el tiempo. No se contentaron con un brindis, tenian una garrafa de aguardiente y se abrazaban al muerto llorando y bebiendo. Yo les pedia que habia que devolver al muerto y ellos no hacian caso de lo borrachos que estaban. Al poco rato llegaron los mariachis a darle la serenata. Virgen santísima! Yo cobré muy bien por ese favor pero el problema es que el muerto ya estaba tieso. Cómo diablos hacía p' meterlo al ataud?

58. Los carritos
Los llaman los carritos y no son más que niños de 8 años, inmersos en el conflicto de la comuna 13 en Medellín. Se dedican a ser cómplices a cambio de su vida y su tarea es esconder las armas en medio de las cañadas y matorrales e incluso en el congelador de alguna vecina afortunada que tiene nevera. De la información que den a cualquiera de los bandos que se pelean el territorio, para cobrar vacuna a los autobuses, depende su vida.Ya se suman muchos carritos en la ciudad sepultados por el silencio.

57. Hazlo sentir a sus anchas
“Una buena esposa siempre sabe cual es su lugar cuando el marido regrese de trabajar... deje que se acomode en un sillón o se recueste en la habitación...Ten una bebida caliente para él... arregla su almohada y ofrece quitarle sus zapatos”. Todo esto y más decía el folleto de 1953 a las mujeres...Y lo peor es que lo he visto en mi adolescencia... Magda, mi amiga y vecina además debia lavarle los pies a su padre cuando llegaba del trabajo. Este ritual la mantenia sujeta a su casa lo cual nos impedia ir juntas al parque para ver a los chicos. Creo que por eso se casó tan joven y arruinó su vida.

56. Lourdes
Se casó por tercera vez con la misma facilidad e intención que las dos primeras. Durante un mes que duró el viaje a su país de origen, eligió de entre los practicantes de su iglesia un joven apuesto, cinco años más joven que ella. Su propósito era claro...una pareja que le ayudara a cuidar a sus tres hijos adolescentes en España. Cómo no va ser bueno, cariño, si es cristiano? - explicaba ella-.

55. Snog in front of the Pope
Por aquellos dias todas las santísimas noticias eran referentes al pontífice...que si Leticia se saltaba el protocolo ante su santidad por ir vestida de blanco, que si los matrimonios tradicionales en España, que si la recuperación de la fe en el continente, que los pederastas, en fin...En facebook no faltaba el grupo que organizaba el flashmob para su llegada. Y para mi sorpresa recibo un email de Julián...invitación a su ordenación sacerdotal. Qué? Ya se cansó de seducir chavales en la puerta de los institutos. Santo Cielo!

6 nov. 2010

Mis relatos / Serie 4

Historias cocidas en otoño a fuego de castañas y calor de hogar

54. El nieto?
El hombre tiene 46 años y una curiosidad enorme por saber sí realmente es su nieto, ese niño pelirrojo que le roba el corazón a la gente del pueblo. Hace treinta años cuando la adolescente loquilla tenia relaciones con él - y murmuran que también con los otros primos- él no quiso saber nada de ese embarazo adjudicado. Por estos días y cuando ella, su supuesta hija espera el segundo hijo él da lo que sea por hacerse las pruebas de ADN, solo espera que ella lo acompañe cuando pasen los riesgos de su nuevo embarazo.

53. Entre flores
Ay abuelita, yo no se vós que pensás cuando ves esa tumba tan llena de flores, adornada, barrida y sin hierbas. Tenés tanta compañía de los vivos que debes estar alucinando allá donde estás. Yo creo que estás en otro lugar, mirando de reojo lo visitada que estás. No te parece curioso que te faltaran las flores y la compañía cuando vibrabas aquí entre nosotros? A mi sí me lo parece pero me callo...yo te siento en otro lugar y más cerca de mi...en mi camino estás guiñándome un ojo para que no me sienta aturdida.

52.Sutiles violencias
Adriana cuenta que de pequeña nunca pudo ir a las excursiones escolares. No obstante ella compraba los dulces, frutas, y disfrutaba expectante mientras su madre le preparaba el fiambre con hojas de bijao. Se iba a la cama pronto imaginando ese paseo con las niñas de la escuela. Siempre al levantarse, su padre amoroso, la abrazaba suplicándole que no se fuera a ningún lado...no fuera a pasarle nada por allí durante la excursión...así ella se quedaba en casa, viendo pasar las niñas con sus mochilas, radiantes de ilusión, mientra ella enjugaba las lágrimas tras la ventana.

51. La tejedora
La mujer era una eterna tejedora. Llegó a conocer las tramas y las urdimbres como la misma palma de su mano. Urdía pacientemente hasta diseñar complicadas telarañas por donde conectaba el presente y el futuro de afuera. Todo esto transcurría mientras muy hondo anudaba sus emociones y las encasillaba en tejidos apretados y selectos como celdas de cárcel. Alli quedaron prisioneros el llanto y la rabia por mucho tiempo hasta que un dia saltaron a borbotones tras un pinchazo de agujas involuntario.