30 oct. 2011

Un poco de mi vida

No querida, yo en el horóscopo azteca soy serpiente y en el chino liebre, imaginate y hace una semana descubrí ser mano magnética en los mayas, estoy muy contenta. Quieres que te explique un día normal en mi vida? Ah, intentaré resumirte, ya sabes que hago muchas cosas: Comenzaré por el principio, mira antes de levantarme hago un tipo de giros en la cama para no lanzarme de golpe y afectar la columna, después de ir al baño a cepillarme los dientes con la mano izquierda para activar el hemisferio derecho, me dirijo a la cocina caminando de espaldas o algunas veces haciendo un ejercicio energético de tai-chi, en fin voy cambiando de método, después me bebo un vaso de agua de las antípodas con las pastillas ultrapoderosas. Ah, también algunos días alterno el agua con un zumo de zanahorias biológicas y apio, el mero extracto sin una gota de agua. Después me siento a hacer mis meditaciones de rigor pero no sin antes preparar la armonía del lugar, esto es imprescindible, esto fue lo que aprendí en el curso de fen shui. Después viene el desayuno, como siempre lo más sano del mundo, ahora me miro todas las etiquetas con lupa, tengo vetados algunos comercios y marcas,son unos impresentables! compro todos los productos bio que puedo, me hago análisis constantemente con un enfermero que viene a domicilio y llevo una dieta en rigor. Ahora estoy haciendo un curso de ayurveda. después hago mi sesión de pilates, siempre en casa. Evito ir a gimnasios porque son un foco de infecciones, ya sabes la gente cómo suda! Bueno es una vida normal, no tiene nada de extraordinario, normalita como la de todo el mundo. Después hago la sesión de cuidado estético, las cremas y los cosméticos de alta gama no me faltan, hay que ser imbécil. Vigilo siempre su procedencia, no vayan a venir de animales torturados o esas cosas que dicen a veces. Eso sí, estoy siempre conectada con el mundo, me cuido de tener la última tecnología, no hay que perderse nada! aunque la verdad es que sólo la hacen servir mis hijos, para un gustillo que nos damos en la vida! Por las tardes voy a la hermandad, algunos días paso a firmar papeles y no más, mis amigas me dicen que estoy un poco rara, no entiendo porque lo dicen, total, estoy cada vez más sola y tampoco tengo mucho tiempo para llamarlas, es ley de vida querida, mis únicos ratos libres los paso ordenando mis joyas y clasificando las colecciones. Ah también soy socia de una ONG que ahora ni me acuerdo de que es. En fin, aburrirme yo? Cuándo! No tengo tiempo.

Hechizada, cariño...

Hola Marina, cariño, me puedes atender ahora? Te llamo porque mira estaba tomándome el café y en el pozo de la taza me salió como un edificio dibujado y a su alrededor habían unas pequeñas colinas, el dibujo es perfecto, sabes? Bueno realmente es como un castillo en una colina, tu sabes que significa esto, querida? Ah y tengo más cosas para preguntarte, es que en estos días me han pasado cosas muy raras...mira hace una semana me compré un bolso muy mono en los chinos y ya se me rompió, será que me tienen envidia? Yo no entiendo nada, hay tan malas energías a mi alrededor! si te contará! El martes pasado cuando entraba en la casa pasó un cuervo volando justo por encima de mi cabeza, todo esto son señales y me dan un miedo! Y también me hacen llamadas extrañas y cuando descuelgo no me habla nadie. Ah y lo peor es que se me cayó el pote de la sal en la cocina y se regó encima de mis pies, Ya sabes la mala suerte que trae esto! Y te acuerdas que la semana pasada te llamé por lo de la mariposa negra, pues aún está aquí en un rincón y no ha habido forma de sacarla, yo creo que me rondan malas energías y en el trabajo ni hablarte! Unas discusiones, malos rollos, hay gente que no se habla. Un día te llamaré para que vamos a la oficina a hacer una limpieza de esas que tu sabes hacer, claro tiene que ser un fin de semana que no haya nadie, porque allí la gente no cree en estas cosas. Qué me dices? Ah, entonces vuelvo a comprar los productos para hacer los baños en la casa? Y el agua bendita también? No, esta vez no me olvidaré de limpiar detrás de la puerta ni de poner la cruz ni el San Benito. Sí, sí ya tengo el talismán de la fertilidad y las medallitas también y el azufre. Perdona, ya te pagaré esta consulta con la de la próxima semana, si..gracias mi hechizada, haré todo lo que me dices, cariño. Chao, gracias, gracias.

mis relatos / Serie 9

Historias que son fruto de nuestra memoria, anécdotas, ocurrencias

82. La costumbre mata

Lucía se levantó aquella mañana a la misma hora que de costumbre, hizo sus rituales cotidianos y salió a trabajar. Desde hacia veinte años cuando se quedó viuda consiguió el trabajo de asistenta familiar. Después de tomar el café en el bar, entró en la casa de la señora Carmen, una anciana que vive con su marido. La señora Carmen enérgica y con un rostro descansado, le comentó entusiasta que hacia meses no dormía también como esta última noche. Lucía se dirigió a la habitación para saludar al señor Joaquín. Pero señora Carmen, el señor Joaquín está muerto! usted no se había dado cuenta? No, no lo sabia- explicó ella extrañada, por eso estuvo tan quietito toda la noche...ni ha roncado. Ay Dios mio, rompió en llanto la Señora Carmen, y ahora quién va a pegarme?

81. La propina

Don Ernesto Vendigmilia tardó muchos años en decidirse a hacer ese viaje, un buen día llenó su carriel de euros y se marchó a realizar el sueño de su vida: visitar el vaticano, cruzó el gran mar y se dirigió a su único destino en Europa, allí compró 365 llaveros del Papa Benedicto XVI, aduciendo que la fe no podía perderse ningún día del año. A su regreso estos llaveros cobraron una importancia única, cada uno se fue convirtiendo en la exclusiva propina que Don Ernesto daba en todos los comercios de la región y fue así como el rumor se divulgó. Poco a poco comenzó a recibir cartas del zapatero, el cerrajero, el guardamentiras, el tapacorrupciones, el barredor de sueños, el comodín, los chorizos y otros tantos empleados que le ofrecían sus servicios a cambio de un apreciado llavero. Cómo iban a perder esta oportunidad de tener una pieza única, traída exclusivamente del vaticano por el mismo Vendigmilia?

80. Crisis

La noche anterior habían anunciado casi cinco millones de desempleados, yo era uno de aquella lista, desmoralizado me levanté ya que no tenia más remedio que asistir a la cita en la oficina del empleo, delante de mí habían dos hombres en espera, ellos salieron, comencé a dirigirme porque ya era mi turno, antes de sentarme, la funcionaria me preguntó mi nombre. Carles – le dije- Espera un momento- Al instante trajo un spray perfumado y se dedicó a rociar la silla y todo cuanto pudo a su alrededor, rápidamente. Ante mi sorpresa me dijo- es que ésta gente apesta!- me dijo nerviosamente mientras miraba la cola de gente que crecía y seguía preguntándome información como una autónoma, sin ni siquiera mirarme, con el objetivo de rellenar unos formularios que le habían exigido según la nueva normativa.