26 abr. 2013

Divagaciones...

94 ¡Qué exigentes!

Ay Chama, imagínese que mis primas se quedaron todas solteras. A mi me da un miedo que me pase lo mismo. Yo recuerdo oírlas hablar en la sala de la casa de Mamá. Margarita la mayor, decía: es que ese tonto no se sabe vestir y a mi me da vergüenza que me vean por ahí con él, ni que no hubiera ningún hombre en el mundo. Y Sofía que era guapísima y elegante decía, eso no querida, es que a nosotras no se nos arriman sino pelagatos, así transcurría la conversación y Mamá apuntaba lo suyo también diciendo…es que ustedes son muy inteligentes y preparadas y hoy en día los hombres son unos mantenidos, todos son iguales, más vale estar solo que mal acompañado. Chama, y yo sigo buscando el príncipe azul y a ratos creo que todavía no ha nacido el Mio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada