26 abr. 2013

Relatos disparatados

96. Te lo juro

A veces me acuerdo de eso y me da vergüenza, te lo juro…yo iba por la calle y no aguantaba la tentación, era como un deseo obsesivo, mira hasta en los hospitales cada que los veía con la madre tenía esa misma idea y me provocaba salir corriendo. Bueno el médico nos recomendó irnos a vivir fuera de la ciudad, tener un jardín, perros y gatos, en fin a cambiar de estilo de vida porque el estrés nos estaba matando, pero espera…hemos tardado diez años, yo ya perdía la esperanza y me empezaba a hacer a la idea de tramitar los papeles para adopciones. Y resulta que un día…pruebas y embarazo y después tuve mi segundo hijo pero eso de robarme algún bebé en su cochecito se me cruzó muchas veces por la cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario