23 nov. 2011

Concurso para la erradicación de la violencia machista. Primer puesto en categoría literatura, mayores de 20 años. Noviembre 2011

Mis Relatos /Serie 10

Concurs per l'eradicació de la violència masclista. Nov 2011
Primer Puesto en Literatura, categoria: majors de 20 anys.

Título de la obra: Tu cuerpo siempre fiel a la excelencia
(4 microrrelatos)

86. Leticia
¿Cómo no me iba a convencer, si cada día escuchaba esa maldita publicidad en la radio? –Comentaba Leticia- ¿Por qué esperar a los cuarenta y cinco años para obtener un rejuvenecimiento facial, o un derrier fantástico? ¿Por qué esperar hasta los treinta para tener los senos que siempre has soñado? ¡El futuro es ahora! Basta ya de esperar a tener dinero para hacer los cambios importantes en tu vida. Tenemos la solución...créditos fáciles y cómodos a pagar. Y lo mejor: no requiere incapacidad laboral ni física, sin anestesia, ni dolor...llámenos ya, sin compromiso. Hacemos presupuestos al instante. ¡Todo por su felicidad! Tu cuerpo siempre fiel a la excelencia.

85. Juliana
No viejo, yo conocí a Juliana esa tarde en el Planchon cuando jugaban los Tigres contra la Divina Providencia, ¿Te acordás que era muy sonado ese partido? Era la final y bajaban los tipos de la Sierra a tomar venganza con los de la Quinta. Ella era muy bonita, viejo. Todavía recuerdo cómo estaba vestida con la camiseta del DIM porque ella sí que era hincha del poderoso. ¡Qué tristeza viejo! ni siquiera alcanzó a operarse las tetas que era el regalo de quince años que le tenía la mamá con sus ahorritos. A ella la borraron los Sapos, viejo. ¡En ese tiempo rodaban balas perdidas por todos lados!

84.Andrea
Practicó arduamente la mecanografía durante meses. Cada día hacía pruebas para ver si alcanzaba las doscientas palabras por minuto, hasta que un día lo consiguió. Estaba feliz y fue así como obtuvo su primer trabajo. Por fin iba a lograr su meta. Trabajaba y ahorraba hasta el último céntimo, privándose de todo. Se empezaba a acercar el día, Andrea estaba expectante, reunió el dinero que le enviaba su hermano desde Estados Unidos, más sus ahorros y se fue al cirujano. De allí salió entusiasta. ¡Cómo le cambiaría la vida¡ - pensaba ella- Lo que no llegó nunca a imaginar es que el resultado le produciría tanto espanto cuando se miró desnuda al espejo, ¿en que se había convertido? Definitivamente no quería vivir, no se sentía ella. Dicen que esa fue la causa de su intento de suicidio.

83.María
“De mañanita la Zenaida, sale temprano del tugurio, arremolina su tabaco y se va a vender fruto maduro” -Se escuchaba la voz aguda cantando en la radio- Tiene diez hijos y apenas veintiocho años. Su cuerpo delgado de mulata caribeña, es jovial. Yo tengo los hijos que Dios me ha dao y no he pensao en operarme porque mi marío dice que no quedo sirviendo pa' ná -explicaba María- “negrita del manglar, hormiga de ciudad, tu fruta me sabe a cumbia”.
Y no tomo pastillas pa' evitarlo porque no tengo ni con que compra’las, es la verdá. ¿No ve que él tampoco está de acuerdo?- decía ella- Todo lo que consigo de lavar las ropas no da sinó p'al arroz. “Mango y papaya Zenaida, mango y papaya”...

3 comentarios:

  1. Me gusta mucho este camino de la memoria

    ResponderEliminar
  2. Me ancantan tus cuentos.. y vos.. claro.
    Te felicito. Fed.

    ResponderEliminar
  3. Que blog mas chuli este de por el camino de la memoria.
    Maria.

    ResponderEliminar